Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 
UNA PIEDRA EN EL CAMINO - por Bobby Stone
22.May.2009
Back to previous page

Vélez Sarsfield 2 Racing Club 2


Hacía tiempo que no veía a Racing jugar de esta manera. Los 70 minutos en que desarrolló su juego, fue impecable.





Coordinación en los 4 del fondo. Un medio campo armónico que robaba, mordía en recuperación y trasladaba todas las pelotas y para finalizar con el pincelazo de esta pintura académica, la delantera estuvo acertada y vivaz, que si hubiera afilado un poco más la puntería, estaríamos hablando de otro resultado.





Fue indiscutible el predominio racinguista, en especial en el primer tiempo.





Haciendo memoria de cómo se desarrollaron los partidos anteriores, muchas veces he dicho que se ganó o empató jugando mal. Esta vez, es imposible hablar de mal juego. El resultado es una circunstancia extra. Lo desarrollado en el campo de juego, motiva a cualquier hincha en pensar muy en serio, en este equipo.





La madurez parece haber llegado a estos pibes que dos meses atrás la camiseta les pesaba en demasía. Sin descontar la fortaleza espiritual, anímica y deportiva que les inyecta Caruso Lombardi, partido tras partido.





En resumen, sin perjuicio de malhumorarme, ya que de estar ganando 2 a 0 se termina en un 2 a 2, puedo decir que no es mal resultado, ya que antes de iniciarse el partido, muchos de los que hoy estamos hablando de este “injusto” empate, firmábamos la igualdad, por tener que jugar con el equipo más parejo del campeonato y que iba primero.





No dejo de advertir que si se hubiera cobrado el penal que le hicieron a Ramírez y nos poníamos 3 a 0, otra hubiera sido la historia. Pero se empató y es lo que realmente vale. Vélez disfrutó de la suerte de encontrarse con el mismo gol que nos encontramos nosotros contra San Lorenzo.





Para dar fin al análisis de éste partido, rescato como positivo el buen juego en conjunto, que seguramente nos dará más de una alegría, si mantenemos este nivel.


Como negativo, si se lo puede llamar así, es que nos quedamos con muchos lesionados, mas los que acumularon la quinta amarilla y ello hace mella para pretender el alto vuelo de fútbol que vimos en el Amalfitani.





Racing Club 1 San Martín de Tucumán 2


Me cuesta mucho poder escribir esta realidad, cuando apenas una semana atrás estaba loco de alegría al decir que el equipo había paseado holgadamente al puntero del campeonato.





Esta vez no se jugó bien. Las ausencias realmente se hicieron sentir. Una nueva faz en este equipo nos permite arribar y reconocer que no tenemos un recambio a la altura de los titulares. O bien que la armonía en el juego de los que juegan de titular, no es alcanzada ni en un 50 por ciento por los suplentes.





En este campo, Caruso Lombardi, tendrá que trabajar y mucho, para poder llegar a una conclusión más acertada y eficaz, para que el equipo, cuando sufra cambios obligatorios, no sienta las ausencias con tanta magnitud.





No desarrollamos ningún juego de lo visto como ante Vélez. No coordinaba la línea del fondo y mucho menos en el tema de recuperación de pelota. Si manejamos el juego, pero sin dañar al rival. Sólo fue un manejo de traslado intrascendente.





Como muchas veces lo hemos dicho, la suerte se dispara para lados opuestos con Racing. Porque esta circunstancia, de jugar con un equipo diezmado por los cambios, no hubiera tenido tanta repercusión si hubiera sido con otro cualquier rival que no esté peleando la zona tan temida del descenso. Pero tuvo que ser con los Tucumanos con quien descubriéramos la falta de recambio.





Estamos inmersos en un tobogán de dudas y desdichas. La tranquilidad y paz para poder “zafar” de una vez por todas de la promoción, parece nunca llegar.





El equipo santo tucumano, como se lo denomina, no entendiendo el suscrito ¿por qué el mote de santo? Ya que para mi San Martín es un apellido no un santo, jugó muy mal también. Para nada se destacó su juego al que planteaba Racing. Sólo tuvo 3 llegadas y mojaron en 2 oportunidad. Suficientes para llevarse 3 puntos que valían 12.





Sin justificar la derrota o mejor dicho, no achacando a lo que diré como única razón de haber perdido, fue el accionar del arbitro. Tampoco quiero cargar las tintas sobre Collado únicamente, sino hablo de los árbitros en general que dirigen a Racing.





Tanto en el primer tiempo un penal a Ramírez, no cobrado, como equivocadas sentencias de infracciones de dudosa legitimidad, me ponen en alerta de pensar que, dichos errores involuntarios, sin ponerme paranoico ni con delirio persecutorio, en el convencimiento que tales deslices perjudican sistemáticamente, partido tras partido al equipo de Avellaneda.





No lo digo exclusivamente por este partido, donde dichas equivocaciones produjeron que llegue el gol contrario, especialmente el gol del triunfo. Lo digo por lo que pasó ante Vélez, como así también en otros partidos donde terminamos ganando, pero quizás si esas fallas no hubieran estado, el marcador hubiera sido más abultado. Pero como se ganó, se minimizó el error.





Estoy con el convencimiento de que encontrada la vuelta al tema reemplazos y que los mismos armonicen con el equipo en conjunto, la derrota ante San Martín de Tucumán es sólo UNA PIEDRA EN EL CAMINO.





Hasta la próxima


BobbyStone


Roberto Aníbal Roca