Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 
UN SÓLO OBJETIVO - por Bobby Stone
05.Jun.2009
Back to previous page

Colón 0 Racing Club 0


Cuando en la nota pasada, hice referencia que la derrota ante San martín de Tucumán, era sólo una piedra en el camino, para nada estuve equivocado.





Si bien es cierto que muchos, entre los que también me encontraba, estábamos soñando con la idea de arrimarnos a la punta si obteníamos el noveno partido jugado sin perder, para Caruso Lombardi esa era una posibilidad entre muchas en contra. En especial, porque él era el único que tenia pleno conocimiento que este equipo no tenía recambio. Que cuando faltara más de una pieza, la maquinaria que hasta ese instante funcionaba correctamente, sin decir a la perfección, pero si correctamente para lograr las aspiraciones que había tenido desde que tomó la conducción del mismo, a la hora de la verdad, habría fallas que lucirían como luces en el campo.





Ahora bien, después de pasar ese trago amargo, de haber sorteado esa piedra en el camino propuesto por el técnico, llegaba la hora de recuperar aquellas piezas con las que no se contó ante los tucumanos.





También es cierto que jugar contra Colón en el estadio Brigadier Estanislao López, más conocido bajo el mote el “cementerio de los elefantes”, era otro de los desafíos a que estaba expuesto el técnico “mediático”. Pero en esta oportunidad volvía a contar con la línea de cuatro ideal, que sumado a Migliore, lució en varios encuentros “inquebrantable”.





Dicho y hecho. El partido resultó por bastante “chivo”, ya que los “sabaleros” en todo momento manejaron el balón, pero le faltó saber definir las pocas oportunidades que tuvieron y en otras fue esa línea de cuatro que junto con el arquero, malograron las aspiraciones de los atacantes rosarinos, los que abusaron de simular infracciones en cada balón que pisaban.





El esquema de Racing fue el planteamiento que vino haciendo su técnico y que utilizó como “caballito de batalla” desde que le dio forma a este equipo.





Un punto de visitante y tres de local.





Así con este esquema, se le plantó en el campo de juego con una postura altamente defensista, y al mismo tiempo contragolpeadota, ya que cada vez que se hacía del balón, una alocada carrera surgía entre los volantes y delanteros que produjeron un tiro en un poste (zapatazo de Zuculini) y dos cabezazos de Ramírez que nos hicieron ilusionar con los tres puntos.





No hay más dudas al respecto. Cuando el equipo está técnicamente completo, de local se planta para jugar por los 3 puntos y cuando lo hace de visitante, garantiza el cero en su arco y si cabe la posibilidad de marcar de contragolpe, sorprende por el despliegue de sus jugadores.





Gimnasia y Esgrima de La Plata 0 Racing Club 0





Teniendo en cuenta lo ocurrido en el partido ante Colón, donde el punto obtenido fue altamente capitalizado, con la consiguiente suma en la tabla de posiciones, se llega al “bosque” con la misma idea, la misma propuesta, la misma circunstancia de juego.





En esta oportunidad, ambos equipos estuvieron en igualdad de condiciones en el juego, es decir ambos necesitaban imperiosamente los tres puntos, pero nada hicieron para lograrlos en forma contundente y clara.





Por el contrario, a mi gusto y entender, quisieron demostrar que se jugaría un partido con “el cuchillo entre los dientes”, pero esa no era la idea de entender la metáfora. El jugar a pleno cada pelota es una cosa, pero el jugar malintencionadamente y agresivamente es otra.





En esa errada idea transcurrieron los primeros 20 minutos hasta que Gimnasia quedó con 10 jugadores al ver la “roja” Marcelo Carzozo, tras un codazo a Zuculini.





Todos pensamos que el partido allí haría una bisagra y que Racing sacaría provecho de esa diferencia numérica. No fue así.





Caruso Lombardi dibujó el mismo esquema que había planificado ante Colón. Esa “yapa” de diferencia numérica no la tuvo en cuenta y para nada conmovió la postura ya indicada. Por el contrario, a veces en el juego no se advertía el hombre de más. Racing abiertamente había cedido la pelota al equipo de La Plata y siguiendo sistemáticamente con lo planificado, desplegó un juego conservador y en algunos pasajes mezquino, que quitaban toda posibilidad de alzarse con el triunfo.





Todos, convencidos que Racing lograría abrir el marcador, poco a poco fuimos perdiendo las esperanzas a medida que pasaban los minutos, más se replegaba y cada vez menos eran las arremetidas al arco de Sessa.





Ambos equipos tuvieron su oportunidad de marcar, pero las circunstancias no estaban a la altura de lo oportuno y menos aún del “buen fútbol”.





Una vez más, un punto de visitante, sumaba para “la causa”. Nos preguntamos muchos ¿así se jugará siempre? ¿Así tan defensista nos atreveremos de enfrentar al alicaído Boca Juniors el próximo partido?





Preguntas que tiene respuestas sólo en los labios de Caruso Lombardi.





Peo amigo lector, si nos ponemos una mano en el corazón, si hacemos un balance de lo desarrollado hasta ahora, con éste equipo conformado, en comparación con aquel que en las 3 primeras fechas donde fue goleado y en la quinta vuelto a golear, ¿podríamos quejarnos de Caruso? ¿Podríamos achacarle que está llevando mal la cuenta de puntos para salir de la promoción?





Seguro que no. Seguramente que si hubiera llevado el juego como a uno le gusta que juegue Racing, siempre atacando, siempre con el dominio de la pelota, al estilo Racing hubiera perdido ambos encuentros. La suerte casi siempre no está de nuestro lado, por ello, hay que planificar partidos donde no se luce, pero si se suma.





Caruso Lombardi ve así el fútbol. El no quiere, en estos momentos lucirse por las canchas desplegando un “jogo bonito” y que Migliore esté cada tanto, yendo a sacar la pelota de adentro del arco.


Su plan de estrategia, de trabajop o como quieran llamarlo es “tres puntos de local, uno de visitante” y ese punto de visitante no lo rifa por más que tenga diferencia numérica de jugadores en el campo de juego.





Estrategia conservadora, tacaña y que nos enerva a los hinchas que sufrimos viendo cada partido. Pero no le quitemos mérito, de ver como poco a poco, los de abajo ven como nos alejamos, no a pasos de gigante, pero como las hormigas pequeños pasos pero constantes.





Seguramente amigo lector, que como yo, cada partido nos deja con el alma en la garganta por no decir otra cosa, pero una vez pasada la adrenalina, con la mente fría, vemos que nuestro querido Racing sigue escalando peldaños en la escalera de la “zona de la muerte”.





Hoy en día estamos fuera de la promoción. Para Caruso Lombardi hay UN SÓLO OBJETIVO, terminar el campeonato tal cual estamos ahora.








Hasta la próxima


BobbyStone


Roberto Aníbal Roca