Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 
Alto Avellaneda - Del Olé
17.Jul.2012
Back to previous page

Con una idea definida, y sin perder tiempo, Racing es el que más y mejor se reforzó en lo que va de este mercado invernal. Gracias a las ventas de Gio, Martínez y Castro, el club pudo cumplir con Zubeldía. Y aún falta un cinco con juego.
En tiempos de economía apretada, de una inflación que asusta como un monstruo desde las góndolas de los supermercados y de billetes de 100 pesos que valen cada vez menos, Racing se fue de shopping y casi en una ráfaga se lo vio retirarse por la puerta principal con un manojo de bolsas repletas de mercadería de primer nivel. Hubo velocidad, efectividad y jerarquía en las compras. Más allá de que eso no garantiza el éxito y será sustancial que esas piezas funcionen en equipo, hoy Racing se para en lo más alto del mercado de pases: es el equipo que más y mejor se reforzó en el torneo. Así lo certifican las llegadas de José Sand, Javier Cámpora, Fernando Ortiz, Diego Villar, Claudio Corvalán, Martín Pérez Guedes y Leonardo Migliónico. Y con la chance de agregar a Mauro Camoranesi.


Las ventas de Gio Moreno al fútbol chino (por el 37,5 por ciento al club le quedó 2.000.000 de dólares), de Lucas Castro al Catania (ver página 19) y de Matías Martínez al Genoa (dejará en la dirigencia 1.500.000 euros) le dieron un equilibrio económico a Racing. Eso, sumado al dinero que aportó de su bolsillo gente vinculada al club, más el aporte de grupos empresarios, propiciaron que la Academia tuviera un colchón para destacarse en las gestiones por incorporaciones de jerarquía. Y, así, poder renovar un plantel que necesitaba un urgente recambio de futbolistas que habían cumplido un ciclo.


“Espero jugadores de experiencia que se pongan la camiseta y no necesiten un período largo de adaptación. No quiero que vengan Cuchuflito, mengano o Pedro”, había presionado Luis Zubeldía poco después de que terminara el campeonato. Las autoridades del club tomaron nota y lo complacieron. Dado el perfil general de los futbolistas que se añadieron, el entrenador contará con un equipo con una buena fusión entre experiencia y juventud. Saja ya no tendrá sólo a Agustín Pelletieri como ladero en el liderazgo; lo ayudarán Sand (31 años), Cámpora (31), Ortiz (34), Migliónico (32) y Villar (31). A propósito del barbudo (se entrena en Benavídez con Godoy Cruz), ayer se terminó de confeccionar su contrato por tres años y entre hoy y mañana lo firmará.


En cuanto a la nueva sangre joven aparecen Pérez Guedes (20 años) y Corvalán (23). Este último y Migliónico aprobaron la revisión médica y hoy estamparán el gancho. A su vez, Ortiz pondría la rúbrica el miércoles.


Sin Gio Moreno, Toranzo, Yacob, Cáceres, Licht, Castro, Santander ni Matías Martínez, la fisonomía de Racing cambiará considerablemente. Por lo pronto, el DT dejará el 4-2-3-1 que tanto utilizó en el torneo pasado y, en principio, apostará a un 4-4-2 con una marcada identidad: eligió intérpretes para darle forma a un equipo más dinámico, con ataque por las bandas, rápido en la transición de defensa a ataque y viceversa y una referencia de área de renombre como Pepe, con Cámpora de suplente. Habrá más oficio en la defensa y recambio por las bandas. Por eso, pese a la ida de Castro al Catania, la dirigencia no piensa contratar a un jugador en su reemplazo porque en las bandas cuentan con los pibes Centurión, Pérez Guedes y Fariña, además de Villar. Materia prima hay. Y Racing no quiere quedarse sólo en otra promesa más