Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 
El equipo con el que Racing puede empezar a soñar - De La Nación
22.Jul.2012
Volver Atrás

Cuando el mercado de pases apenas se desperezaba, Racing lo sacudió con la contratación del goleador José Sand; ahora, en el momento en que la danza de nombres encanta y desilusiona en igual proporción a los hinchas, la Academia vuelve a asestar un golpe de efecto con la incorporación de Mauro Camoranesi. El volante se convirtió en el octavo refuerzo que se suma al plantel que dirige Luis Zubeldía; es una nueva carta que alimenta las esperanzas de un club que se presenta, al menos desde las negociaciones, como candidato al título del próximo torneo Inicial, que empezará el 3 de agosto.


La generosa billetera que ostenta Racing seduce a los protagonistas, aunque desde otras instituciones miran de reojo y con desconfianza cómo se maneja la Academia en el mercado. Y fue la economía la que movilizó en parte las apetencias de Camoranesi para abandonar Lanús y anclar en Avellaneda. Las rápidas tratativas asomaban para transformarse en uno de los culebrones del receso, ya que el experimentado volante tenía un vínculo vigente con Lanús y la situación enredaba las gestiones. Pero como sucede últimamente, y cada vez con mayor frecuencia, los futbolistas toman la iniciativa para destrabar una posible transferencia. Fue claro el presidente Nicolás Russo acerca de cómo fueron disminuyendo las posibilidades para retener al jugador. "Tenía contrato, pero para la continuidad de su carrera eligió a Racing y se alejó en buenos términos. Lanús no le puede pagar lo que pretende", remarcó el máximo dirigente, que proyectaba para Camoranesi, de 35 años, la tarea de entrenador.


Al pensamiento del presidente hay que agregarle la actitud que tomó el jugador, quien a la vuelta de sus vacaciones, y conociendo que el flamante DT Guillermo Barros Schelotto lo consideraba una pieza esencial, reafirmó su decisión de cambiar de aire. "Ya decidió que quiere jugar en Racing", sostuvo hace cuatro días el representante Sergio Fortunato.


La intención de Racing era ceder a Patricio Toranzo, que no aparece en los planes de Zubeldía, aunque la propuesta no sedujo a los dirigentes de Lanús, quienes replicaron con el pedido del defensor Matías Cahais. Ahí, la negativa fue de la Academia. Entonces, las partes empezaron a manejar cifras y acordaron un pago, como resarcimiento, de alrededor de 300.000 dólares, pagadero en cuotas.


Para el técnico Zubeldía, Camoranesi, de repente, se ofreció como una necesidad para la estructura que idealiza para devolverle la gloria a Racing. Con rapidez, el joven timonel imaginó un doble comando central junto con Agustín Pelletieri, una fórmula que ya tuvo rodaje en Lanús. El volante, con algunos llamados, habría tentado a Camoranesi para incorporarse a la Academia, que además de jugar el torneo Inicial disputará la final de la Copa Argentina -frente a Boca-, y participará de la Copa Sudamericana.


Con nombres de experiencia, Racing robustece los sueños de retomar el protagonismo perdido en las últimas campañas. Con Sand dio el primer paso; ahora, con Camoranesi, fortalece ese pensamiento.