Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 
Libro de Viaje - por la familia Pérez Camarero, de Burgos
11.Jun.2007
Volver Atrás

Nos despertamos por la mañana mas temprano que ningún otro día. era el gran día. La cuenta atrás se había terminado y en cuestión de horas estaríamos viajando a Barcelona.


Cuando como toda mamá, Mirta ya tenia toda la ropa, los sandwichitos para el viaje y la canasta del mate listo nos subimos al coche, pero no sin antes repartir los sombreritos académicos que Sol y Belén estuvieron preparando en secreto durante semanas.


Preparamos el Tomtom Go, que no fue de gran ayuda ya que nos lo prestaron sin actualizar y de vez en cuando no sabíamos donde estábamos.


Paramos a mitad de camino a comer algo y a estirar las piernas, era un viaje largo y todavía nos quedaba un rato, y como será que teníamos ganas de llegar que nadie decía nada, todos nos ahorramos los famosos “¿cuánto falta?,¿Podemos parar?,¿Falta mucho?,Etc.”.


Como dijimos antes haciendo caso erróneo al Tomtom, terminamos en medio de Barcelona, en una estación de trenes que también se llamaba Sant Andreu, pero no era de Llavaneres, así que el viaje se nos hizo un poquito mas largo aun.


Reiniciamos la marcha y al cabo de un rato llegamos a Calella, no había mas que hinchas de RACING por todos lados, nos tomamos muy en serio lo de copar Barcelona!!Jajaja.


Conocimos un poco Calella mientras Juanjo padre y Juanjo hijo fueron a buscar un taller que nunca encontraron. Habíamos pinchado una rueda.(A todo esto una duda ¿cómo se dirá pinché una rueda en catalán? Jajaja).


Al día siguiente Fer y Vicky fueron los primeros en despertarse y despertaron a los demás y cada uno con su camiseta puesta dejamos el hotel y nos fuimos al polideportivo.


Entrar fue impresionante, toda la gente, las banderas, todo lleno de esos hermosos colores... y bueno, nos pusimos a dar una manito, unos preparaban helados, otros colgaban banderas, otros ponían la mesa, era increíble toda la gente trabajando junta y ayudándose sin tener nada en común mas que el amor por RACING.


La fiesta fue muy emotiva, los jugadores, la gente nueva que conocimos, ver a los bebés con las camisetitas puestas y otras cosas más fuertes como cantar el Himno Nacional Argentino todos juntos, o que venga Parenti a preguntarte si puede salir en la foto con nosotros. INCREÍBLE.


¿Cómo agradecer a los muchachos de la filial? Cuando llegamos todo estaba preparado, el hotel, todo, solo había que disfrutar. Ver a la gente con las camisetas y saludarte aunque no los conocieras era como por un rato volver a Avellaneda.


Queríamos agradecer a los chicos de la filial por estos 2 días inolvidables y avisarles que ya estamos preparando el viaje para el año que viene.


Y a todos los Racinguistas, acá en Burgos tienen una casa...


Un abrazo Académico. La familia de Burgos...


NOTA: GRACIAS a toda la familia PEREZ CAMARERO por la buna onda, el color y la mano que nos dieron. Los agradecidos somos nosotros!!!