Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 
LA FUERZA ES EL DERECHO DE LAS BESTIAS - por Bobby Stone
29.Feb.2008
Volver Atrás

Racing Club 0 Gimnasia de Jujuy 0


Hago saber mi querido lector, que atrasé un par de días esta nota, dado que futbolísticamente no era tan urgente la misma, para sí poder incorporar en ella, el tema de la marcha llevada a cabo por las filiales.





Volviendo al tema futbolístico, creo que ya nada más se puede decir de lo que ya se dijo, tan sólo ver como se juega y estar ansiosos de gritar un gol ante un equipo que no sólo no jugó a nada, sino que hasta tuvo la gran oportunidad de llevarse al norte los tres puntos, lo dice todo.





Sin perjuicio de ello, el señor Micó, manifestó con cara de “alegría” que el equipo jugó mejor que partidos anteriores y se está acomodando.


Por su parte, y manteniendo la misma línea de pensamiento, el Gerenciador reafirmó los dichos de su “empleado favorito” avalando la circunstancia que el equipo va conociéndose de a poco y en varios partidos más, encontrará la forma deseada.





Sinceramente les comento que mucho, pero mucho me cuesta no caer en la “grosería” del improperio y despacharme con el vocabulario irascible e insultante, que nace bien de las entrañas. Pero creo que hacer tal accionar es ponerme en la misma altura de ellos. Entendieron bien, a la misma altura, ya que no existe algo más bajo.





Concretamente, sobre el tema futbolero nada hay de nuevo por ver, por el contrario creo que la escuela que el director técnico había creado con las divisiones inferiores, las rifó poniéndose del lado de la vereda del Gerenciador y por ende, enfrente del hincha y socio.





En un apalabra, “la pelotita no entra” y eso me duele, pero más me duele el saber que si entrara, también estaría malhumorado, porque como lo venimos diciendo hace años, nuestro querido Racing Club, tiene clavado un puñal en la espalda, por el cual viene desangrándose de a poco.





En el 2001, con el campeonato, todos, pero todos, entre los que me incluyo, llenamos de alegría nuestros corazones de “35 años de soledad” y fuimos engañados ruinmente de que volvían las épocas de las” vacas gordas” y como la primera canción de protesta argentina, allá por 1952, “El Arriero” (…las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas…) fuimos coautores de la estocada trapera, por donde hoy se desangra nuestro querido club.





En más de una oportunidad me cuestioné la forma de escribir, en el tema de Racing, ya sea futbolero como institucional, poniendo siempre un temple depresivo, abatido, viendo la parte negativa de las cosas. Así, bajo esa autocrítica, también justifiqué mis dichos por la simple razón que la realidad supera la ficción, lo subjetivo, lo sentimental, lo emocional y hasta lo irracional.





Bajo esa realidad, a pesar de lo futbolístico, hoy estoy feliz, quiero escribir, no tirando pétalos de flores en un camino árido por recorrer; pero sí escribir con la alegría de que dejamos de ser “inocentes”, “incrédulos” y por sobre todas las cosas “ESTAMOS UNIDOS” para pelear por lo “justo”, por lo “nuestro”.





Muchas, pero muchas veces intentamos unirnos para poder levantar la bandera de la “verdad” y era tan humillante, había tanto pasado pesado, que sólo nos hacía sentirnos cómplices del fracaso, año tras año (incluido el campeonato 2001).





Pero ayer (26 de febrero de 2008), fecha que seguramente marcará un hito en la gran historia de Racing Club, una marcha generada por las distintas filiales, logró que 2000 almas celestes y blancas transitaran por la calles de Buenos Aires. A esas almas, se le sumaron los timoratos que desde los balcones se asomaban para ver pasar las banderas sumando un aplauso o un grito eufórico, ante los cánticos que calan los huesos.





Se inicia una nueva etapa en lo institucional. Se inicia una nueva esperanza en la recuperación del club, pese a los frustrados resultados deportivos. Se inicia un nuevo romance con toda la adrenalina que se segrega, como cuando le diste el primer beso a “una mina”.





Pero tuvo, como todo en la vida, su matiz infeliz. Lo que tanto habrá deseado el Gerenciador, una revuelta que opacara el resultado deseado y por ende justifique su administración oscura, para frasear lo dicho por su antecesor, “no es gente de Racing”; “son los violentos de siempre”.





A estos deseos, se le suma la complicidad de los hombres “de azul”, que no escapan a la realidad del país y son preparados para combatir siempre los intereses opuesto a sus mandos naturales. Con esto no quiero polemizar en el tema de seguridad y mucho menos de politizar esta nota, pero sólo a titulo ilustrativo, cada vez que veo una manifestación tenga el origen que tenga, la conducta represora sólo recae en los menos protegidos. Es necesario aclarar más?





Una decena de inadaptados, que escudados en la “birra” y “cascotes” fue el disparador de la justificación de un acto de violencia que el “periodismo de turno y pago” sólo remarcó en sus notas.





Pero no nos dejemos engañar, hubo una queja de 2000 almas presentes y millones de corazones repartidos en el mundo, que hicieron la gran marcha, levantando banderas que rezaban desde “Fuera BC” hasta pedir la renuncia de todo órgano fiduciario, incluido el juez de la injusticia.





Todos ellos, Gerenciamiento, Órgano Fiduciario, Juez e incluso los políticos internos que hasta hace poco tiempo eran cadáveres en sus gestiones, son los que con sus actos vienen día a día, mes a mes, año a año, generando violencia; entonces hoy yo les contesto con dos frases, sin tilde político pero que se ajustan a esta realidad, la del derecho por la fuerza que aplica indiscriminadamente el gerenciador y la defensa en un estado de derecho que ejerce un socio avasallado.


“LA FUERZA ES EL DERECHO DE LAS BESTIAS” y “CUANDO LOS PUEBLOS SE CANSAN, HACEN TRONAR EL ESCARMIENTO”


Hasta la próxima


BobbyStone
Roberto Aníbal Roca