Inicio
La Filial
Noticias
La Fiesta
Calendario
Libro de Visitas
Fotos
Contacto
Alta en la Filial
 
 
La desazón deportiva e institucional de Racing entristece a los históricos - La Nación
04.Mar.2008
Volver Atrás

La actualidad de la Academia angustia al plantel, a las autoridades y también a los símbolos, que conocieron el éxito en el club de Avellaneda


"Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio...", dice Joan Manuel Serrat en su canción Sinceramente tuyo . Esa misma frase es la que adoptó José Raúl Toti Iglesias, aquel recordado goleador de fines de la década del ochenta, para detallar sus sentimientos acerca del alarmante presente de su querido Racing. El club de Avellaneda atraviesa por un camino espinoso y resbaladizo, que lo tiene muy cerca de la temida zona de Promoción y el horizonte está muy lejos de volverse auspicioso. Los jugadores se encuentran abatidos anímicamente, el cuerpo técnico no descubre las soluciones, los hinchas destilan furia y reclaman la salida de Fernando De Tomaso, el presidente de Blanquiceleste SA -la empresa gerenciadora-, que perdió todo tipo de credibilidad. Tras la caída 1-0 de anteayer frente a Newell s, en Rosario, LA NACION realizó un sondeo con figuras de otros tiempos y la sensación es la misma: angustia, preocupación e incertidumbre por lo que vendrá.


El Toti Iglesias fue uno de los más escépticos: "Si te ponés a analizar diez minutos la situación te vas a dar cuenta de que a Racing sólo lo salva un milagro. Está atrapado en un callejón sin salida. Racing es el equipo más débil de los que están luchando por zafar del descenso y la Promoción. Camina por el precipicio. El equipo es pobre, pero no se le puede reprochar nada. Esta es una película con un final anunciado".


Y amplió, atemorizado: "La gente está muy enojada y temo que presione tanto que se vayan las autoridades actuales, aunque ello no significaría que el equipo vaya a empezar a ganar enseguida. Es lógico lo que pasa, porque si vos vendés lo poco bueno que tenés y no traes material para reemplazarlo..., el único camino es éste, el de la derrota".


Ezra Sued, protagonista en el tricampeonato del 49, 50 y 51, se mostró muy apenado: "Lo que siento en este momento es tristeza... Racing es mi vida, ahí me hice hombre y las perspectivas no entusiasman. Los pibes que están jugando hacen lo que pueden, tienen muchísima responsabilidad encima y con poca experiencia no alcanza. El futuro lo veo sombrío. Lamentablemente, no veo cómo puede llegar a salir del pozo".


¿Cómo se llegó a esto? A los 83 años y desde su casa de Floresta, agregó: "Es como cuando se te hace un agujerito en el techo y no lo arreglás, al poco tiempo se va a inundar, no lo parás. El club está fundido, no hay un peso. Encima, hay que soportar que gente que tiene un monumento le haga juicio al club [por Mostaza Merlo]. Estoy mal por Racing, con sólo pensar que puede descender me pongo mal".


Miguel Angel Wirzt, arquero que integró el equipo de Racing que descendió en 1983 y dos años después regresó a la máxima división, teme que la Academia termine en la B Nacional: "Se está repitiendo la historia del 83. Veo cosas que me hacen acordar a los momentos que vivimos nosotros. Veo cosas similares, como un plantel con mucha juventud. Cuando llegó el gerenciamiento, Racing salió campeón y todo parecía cambiar, pero no fue así. Hoy, institucionalmente, Racing está verdaderamente mal".


Walter Fernández, puntero campeón de la Supercopa 1988 con Racing, desde su domicilio en Firmat, Santa Fe, dio su punto de vista: "Este momento es preocupante. Uno piensa en soluciones y no las encuentra. La sensación que tengo es muy fea, porque además, los resultados no llegan. Racing es muy grande como para estar tan mal. No queremos pensar en el descenso, pero hay que aceptarlo, porque de ese modo sí, se puede reaccionar".


Un poco más optimista, Francisco Maciel, el único jugador que no se ausentó ni un minuto en el título del Apertura 2001, actualmente en Huracán, comentó: "Quiero muchísimo al club y a la gente, y me entristece que se encuentre en esta situación. Seguramente, en los últimos tiempos se han cometido muchos errores y ahora se están pagando las consecuencias. Igual, estoy convencido de que no va a descender. Hay varios equipos complicados y me animo a decir que va a zafar ".


Juan José Pizzuti, símbolo racinguista si los hay, brindó una amplia mirada: "Me pongo en la piel de los jugadores y me doy cuenta de que esta situación es un desastre. Pero no nos podemos poner a llorar. La empresa fue vendiendo todo y el equipo se destartaló . Desde que Racing salió campeón, se vendieron un montón de jugadores. Entiendo que haga su negocio, pero no que haya desarmado el plantel. Vivo el momento con ansiedad, pero confío en que Racing va a evitar el descenso, porque hay más equipos con la soga al cuello y puede pesar la historia".


Miguel Angel Colombatti, hábil mediocampista en el ascenso de diciembre de 1985 y campeón de la Supercopa 88, dio su testimonio: "Estoy haciendo fuerza para que Racing salga de este momento. Estoy preocupado, porque quiero mucho al club y conozco a varios de estos chicos que están jugando en primera. Racing necesita tener una rachita de tres o cuatro resultados buenos para tomar confianza e intentar salir del pozo".


Juan Carlos Chango Cárdenas, autor del gol más famoso de la historia académica , cerró: "Estamos todos muy mal, especialmente los que vivimos una época de gloria en Racing, cuando tenía 60.000 socios y nos invitaban a jugar amistosos por Europa. No estoy nada feliz, pero los jugadores dejan todo y por eso soy optimista y sé que vamos a salir de ésta".


La desazón invade a Racing, la historia que logró riqueza sufre..., sufre como la mitad de Avellaneda, y la solución no llega.


Por Sebastián Torok
De la Redacción de LA NACION


---------------------------------------------


Saludos,
Germán.-
www.racingfilialespanya.com